Los derechos humanos no se negocian. No al acuerdo UE-Turquía

Los derechos humanos no se negocian. No al acuerdo UE-Turquía

Una iniciativa ciudadana convoca una concentración hoy, viernes 11 de marzo de 2016, a las 19h en la Puerta del Sol para denunciar el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía.

Tras la cumbre mantenida entre la Unión Europea y Turquía el pasado 7 de marzo, supuestamente para “reforzar su cooperación en la crisis migratoria y de refugiados”, y tras el preacuerdo firmado entre ambos, los colectivos y personas que apoyamos esta convocatoria queremos denunciar dicho acuerdo que supone, entre otras cosas, la expulsión de personas necesitadas de protección a Turquía, un país que, a todas luces, vulnera los Derechos Humanos. Este acuerdo infringe la propia normativa europea y los tratados internacionales, permitiendo las expulsiones colectivas que atentan contra la naturaleza misma de la proteccion internacional e impiden la identificación de perfiles de vulnerabilidad. Implica además convertir al Estado turco en la policía de Europa, y en un gran campo de personas refugiadas a las puertas de los propios países europeos, como se ha venido haciendo tradicionalmente con Marruecos. Y todo ello a cambio de suculentas cifras de dinero y otras prebendas, como en este caso volver a abrir el proceso de diálogo que permita la entrada de Turquía en el club europeo. La externalización del control de fronteras a terceros países y el negocio que ello supone, cuando además la contraprestación es ignorar las vulneraciones de derechos humanos y dejar hacer el trabajo sucio, resulta intolerable.

Se ha demostrado una y otra vez que el cierre de las fronteras no solo no impide el paso a la gente, sino que es causa directa de las muertes y desapariciones en el Mediterráneo y alimenta a las mafias, aumentando el riesgo y la vulnerabilidad, especialmente de los y las niñas y las mujeres, así como las situaciones de violencia sexual a las que estas se ven sometidas.

No es posible olvidar que Turquía comete graves violaciones de los derechos fundamentales en su propio territorio y de ninguna manera puede ser considerado un país seguro para las personas, por lo que en cumplimiento estricto del principio de no devolución, no se pueden expulsar personas a este país.

La Unión Europea y los Estados que la integran son responsables de haber sido incapaces de articular vías seguras para las personas refugiadas y migrantes. De carecer de la voluntad política necesaria para la protección de las personas migrantes y refugiadas . De permitir que los países de la zona, miembros de la UE, cerraran la denominada ruta de los Balcanes. De no haber cumplido el compromiso de reasentamiento y reubicación adquirido. De acordar la expulsión de personas como supuesta solución al drama y sufrimiento de quienes han sido desplazadas de manera forzada, en lugar de brindarles la protección internacional a la que estos Estados están obligados.

Asistimos en Europa a un nuevo episodio de vergüenza, que la historia juzgará, donde se está mercadeando con las persona. Donde el uso de derechos y vidas humanas como moneda de cambio en favor de intereses económicos y estratégicos se hace ley. Todas estas vulneraciones de los derechos humanos, contrarias a la voluntad de los pueblos de Europa, contradicen los valores fundacionales supuestamente democráticos de la Unión Europea.

Por ello, la sociedad civil organizada denunciamos y rechazamos este acuerdo vergonzoso y exigimos:

  • La suspensión de la firma y de la aplicación de acuerdos de retorno y readmisión con países que no respetan los Derechos Humanos, así como de acuerdos que supongan la externalización de fronteras.
  • Vías legales y seguras: visados humanitarios, reasentamiento y acceso diplomático al asilo en países de origen y tránsito.
  • El cumplimiento de los compromisos de reubicación y reasentamiento que el Estado español ha adquirido.
  • El cumplimiento sin fisuras por parte de todos los estados miembros de la Unión Europea de su deber de protección internacional.
  • El fin inmediato de las expulsiones y las devoluciones en caliente en el marco de este acuerdo y de cualquier otro.
  • El compromiso de los gobiernos europeos en la resolución de conflictos de forma pacífica así como en el control del comercio de armas a países en los que se violan los Derechos Humanos.
  • Poner fin a los discursos, medidas y actitudes denigrantes, racistas y xenófobas contra las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes garantizándoles un trato digno y justo.

En suma, que los derechos humanos no se negocian, las personas no se mercadean

No al acuerdo UE-Turquía

#UEmata                                                                                 #VergüenzaEuropea

CONVOCATORIA

Viernes 11 de marzo de 2016, 19h en la Puerta del Sol

VERGUENZA